Una mudanza foránea siempre es más complicada, porque el traslado puede ser a una región muy distinta en la que vivimos, y por obvias razones se debe tomar la carretera para llegar a ese destino.

El trasladarse en carreteras puede generar demoras en el tiempo, principalmente por el tráfico generado por las horas pico o por algún accidente. Ante este inconveniente, te damos algunos consejos para que realices tu mudanza foránea de forma más tranquila.

1.- Salida a tiempo:

Solicita tu servicio de mudanza lo más temprano posible, cuando la afluencia vehicular no sea tan alta y no haya muchos autos circulando. Es decir, podrías contratar un servicio que comience a realizarse desde las 6 de la mañana, “al que madruga Dios lo ayuda”.

2.- Infórmate bien sobre las descargas:

Como en el anterior punto, el tiempo es primordial porque hay zonas habitacionales que tienen reglas para descargas muebles de una mudanza, así que hay que informarse bien, porque podrías llegar en la noche a tu nuevo hogar y los vecinos podrían molestarse.

3.- Checa los accesos a tu nueva vivienda:

Debes checar cómo son los accesos en tu nuevo hogar, porque si son reducidos podrían dañarse tus muebles. Ya con la información, la empresa de mudanzas podrá realizar un mejor embalaje, entre otros métodos para que tu mobiliario no sufra ningún daño.


Artículo creado con información de mejoresmudanzas.com.